jueves, 22 de marzo de 2012

Feliz Cumpleaños ♥

Todo comenzó un 3 de Febrero. Quién sabe, tal vez incluso empezó antes.
Yo pasaba por los peores días de mi vida hasta el momento. Dejé de creer en las personas, en las ilusiones, dejé de creer en mi misma. La poca confianza que tenía, se difuminó y desapareció.
Pero de la nada, inesperadamente, apareciste tú. Aparecen tus palabras, tu forma de escribir, de expresarte, de sentir, de vivir... Apareciste tú.
Al principio yo no entendía nada. No nos conocíamos, no tenía ni idea de como eras, ni mucho menos, de quién llegarías a ser en mi vida. Parecíamos de mundos diferentes. No sabía tus intenciones, todo parecían indirectas. Pero gracias a aquel primer mensaje, inesperado, aquella noche, descubrí que entraba en mi vida una persona muy especial.
Recuerdo la primera canción, el primer vídeo de tantos: 'Charlie Brown' de Coldplay. Siempre será la primera canción.
Desde entonces, los días empezaron a volar. El tiempo empezó a correr, y nosotros hablábamos más y más cada día. Descubríamos un poco más el uno del otro. Nos reíamos. Nos conocíamos. Soñábamos. Tal vez, nos ilusionábamos.
El tiempo seguía pasando, con algún que otro bache, pero continuamos luchando.
Un día quedamos, nos conocimos fuera de todo esto. Tal vez, esperábamos demasiado. No fue bien, no fue nuestro día, para ninguno de los dos. Pero ese día, a estas alturas, es como si no hubiera ocurrido. Yo creo que los baches de después, ya están más que olvidados. Los dos sufrimos. Pero los dos luchamos, y eso es lo importante. 
Tuvimos nuestros días malos, tanto tú como yo. Pero yo era, y sigo siendo, incapaz de rendirme, de dejarte escapar.   
Los dos hemos avanzado mucho junto al paso del tiempo, de los días. 
Cada noche, una canción. Cada día, más palabras, más sonrisas, más sueños. Y aquella noche, aquel 16 de febrero, aquel secreto. Aquel precioso secreto que aún continúa emocionándome todos y cada uno de los días.
Y es que a mi me ha hecho la chica más feliz del mundo, sinceramente. 
Me ha apoyado como nadie, cuando estaba peor que nunca; me ha demostrado cosas que creía que nadie podría demostrar; me ha hecho llorar, incluso llorar de felicidad. Porque, me ha hecho feliz, muy feliz. 
Porque eres una gran persona, de verdad. Tengo la certeza de que no hay nadie como tú, que jamás conoceré a nadie igual. Nadie me hará vivir lo que tú me has hecho vivir. Nadie sentirá como nosotros sentimos, de esta extraña manera. Sea el sentimiento que sea, eso es lo de menos. 
Solo se, que eres de las personas más importantes que tengo en mi vida. Indudablemente. Eres irreemplazable, eres tú. Y te mereces lo mejor. Te mereces muchísimo. Y como siempre te digo, nunca encontraré la manera adecuada para agradecerte todo lo que has hecho por mí. 
Eres el mejor, sin duda. Seguiré luchando. Seguiremos luchando. Gracias por todo.
Feliz cumpleaños, disfruta muchísimo de tu día, cielo. 
Te quiero, Diego.

Natalia. 23 de marzo de 2012