viernes, 30 de marzo de 2012

No desperdicies 
ni el más mínimo instante 
de tu vida.