sábado, 15 de octubre de 2011

Que tu no tienes que buscar, que te tiene que encontrar a ti


Estar contigo, notar tu olor, oír tu voy, tus pasos, tu respiración... Es algo de lo que nunca podría cansarme, algo especial, y a la vez prohibido, que me fascina y me atrae. Algo tan maravilloso como salir a la calle y notar como se te calienta la piel con los rallos del sol, como mojarte la cara después de un día horrible, como cuando te besan en el cuello, como cuando sientes que eres la persona más feliz del mundo. Porque me gustas, joder, eres increíble. Porque el día que no estás no soy yo, me falta una gran parte de mí. Porque me encantaría que fueras tú el que cada día, paso a paso, me hiciera sentir cada vez mas grande, volar más y más alto.
¿Sabes? Yo no se si esto es de verdad amor, ni lo se ni me importa, pero lo que si se, es que me encanta. Porque no te combaría por nada ni nadie, porque eres tu y solo tú eres el que me hace sentir ese extraño sentimiento. 
Prométeme que esto no se acabará nunca, por favor.