miércoles, 7 de septiembre de 2011

Nuevo rumbo.

Ahora, pase lo que pase, ya que ya he sufrido lo suficiente; me preocuparé un poquito más por mí.
Ahora, me toca vivir la vida.
Ahora, es el momento.
Ahora, es cuando voy a vivir sin preocupación alguna.
Ahora, me da igual el resto del mundo, solo voy a vivir cada instante, ya sea malo, o bueno.
Y ante todo, intentaré mantener mi sonrisa. Le pese a quién le pese.